Para algunos, una PMO (Project managament office) u OGP (oficina de gestión de proyectos) puede ser innecesaria al considerarse como parte de un papeleo más. Sin embargo, si es bien administrada, una PMO puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Aquí te contamos por qué

Supervisar, conectar y dirigir

Dentro de las funciones principales que desempeña una PMO se encuentran dirigir y controlar el desarrollo de un conjunto de proyectos informáticos. Esta entidad (física o virtual), diseñada para dichas funciones, es la encargada de centrar y coordinar la dirección de proyectos, en cuanto a estandarizar las mejores prácticas y metodologías al llevar a cabo un conjunto de proyectos. Pero, además de funcionar como un organismo supervisor, una PMO es también un puente que conecta las tecnologías de la información y directores o jefes de proyectos con diferentes áreas de la empresa. En otras palabras, contar con un área PMO significa contar con una herramienta que permite supervisar y dirigir un grupo de proyectos mediante un apoyo constante en temas relacionados con técnicas de gerencia de proyectos, además de brindar soporte en la elaboración del plan de proyectos y su interacción con otros. Es decir, una PMO cumple un rol importante al agilizar la gestión de diversos grupos de proyectos supervisando y apoyando, crea una fuente de experiencia al documentar los procesos y metodologías en dichas gestiones a la vez que es canal intermedio encargado de ordenar, registrar y comunicar.

Disminuir riesgos

Sin embargo, una PMO no sólo es un órgano que ayuda y agiliza la construcción de planes para la gestión de diferentes proyectos, pues al encargarse de tareas principalmente orientadas a la supervisión está contribuyendo a disminuir potenciales riesgos y fracasos. Al alinear los proyectos con los objetivos del negocio, es posible lograr un enfoque claro y planificar correctamente los recursos y tiempos. Con una adecuada planificación e inversión de recursos, se pueden reducir fallas de los proyectos TI junto a gastos innecesarios, y lograr concretar los proyectos en el tiempo planificado.
Sin embargo, para lograr sacarle el 100% de provecho a un área PMO, es necesario contar con un personal capacitado, pues si no es así, una PMO puede volverse un punto en contra. Por ello, en ACL, el área PMO funciona de forma transversal y cuenta con un equipo de profesionales TI con gran experiencia en ejecución de proyectos, enfocados en el control, seguimiento y cumplimiento de los objetivos y plazos establecidos, todo con la finalidad de cubrir completamente los requerimientos de nuestros clientes.

1 Comentario

  1. Gonzalo Vergara Muñoz

    Comentario de prueba

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.