Samsung Galaxy S9, el nuevo buque insignia de la gigante surcoreana ha sido finalmente presentado en sociedad, aunque sin muchas novedades. Durante meses, las filtraciones hicieron de su estreno algo bastante predecible. Para algunos carece de funcionalidades tan novedosas que justifiquen el precio, veamos en detalle si estas acusaciones tienen algo de verdad:

El diseño es muy parecido al que conocimos en su versión anterior (S8), salvo algunas pequeñas modificaciones que solo un detallista podría identificar. Cabe destacar que una de las mejoras destacables del equipo es el cambio de posición del lector de huellas, el que pasa de estar de un costado de la cámara, a estar por debajo de ella. Muchos usuarios se molestaron bastante por la ubicación del lector de huellas en el S8, ya que al estar al lado de la cámara, pasaban a llevarla con sus dedos, ensuciando el lente.

El S9 cuenta con una pantalla de 5,8 pulgadas, mientras que su hermano mayor (S9+) posee una pantalla de 6,2 pulgadas. Ambas versiones tiene una resolución de 2960×1440 pixeles.

Tanto el S9 como el S9 + llegan con cámaras mejoradas, pero solo el S9 + cuenta con una doble cámara de 12 megapixeles, con la que puedes tomar fotografías con un efecto de desenfoque en los retratos (o bokeh) y gracias a su lente teleobjetivo, logras conseguir un zoom óptico de x2. Cuenta los sensores y las aperturas de f/1.5 y 2.4. Mientras la cámara frontal es de 8 megapixeles. Se trata de una de las mejores cámaras que podrás encontrar en el mercado, al menos en el papel. 

Una de sus funciones más llamativas es el Super Slow-mo: lo que te da la posibilidad de grabar en cámara lenta a 960 frames por segundo. Por ejemplo, el iPhone X graba videos en 4K a solo 240 frames por segundo.

Ahora, si consideramos el corazón del equipo nos encontramos con un procesador Exynos 9810 y una memoria RAM de 4GB para el S9 y 6GB para el S9+. La memoria interna va desde los 64GB a los 256GB, siendo ampliable con tarjetas microSD hasta 400GB. Ambos llegarán a las tiendas con Android Oreo.

Otras apartados se mantienen exactamente igual al modelo anterior, como:  la capacidad de la batería (3.500 mAh para el S9+ y 3000 para el S9), la carga inalámbrica, la resistencia al agua con certificado IP68 y el tan polémico jack 3.5 para audífonos (el mismo que Apple y Google decidieron eliminar en sus dispositivos).

Algo que no muchos aplaudieron fue el precio, el que ha subido considerablemente este año: el Samsung Galaxy S9 ronda entre los US$720 y US$800. Y elSamsung Galaxy S9 + costará entre US$870 y US$930.

¿Vale la pena actualizar a Samsung Galaxy S9?

Dependerá de muchos factores, por ejemplo si ya tienes un S8 y estás pensando en actualizarlo, quizás deberías esperar hasta un S10 para notar grandes diferencias, aunque si te importa mucho el apartado fotográfico, cambiarte a la versión plus quizás sea una opción para ti ¿qué dices tú? ¿vale la pena la actualización?

Leer más: Rumores: iPhone X vendrá con Apple Pencil