Donación de Equipos e Insumos

por | Feb 13, 2017 | Noticias | 0 Comentarios

Recientemente, ACL realizó la donación de diferentes equipos informáticos a la fundación Cerro Navia Joven como una contribución para mejorar poco a poco la comunidadEl pasado martes 6 de diciembre se realizó la entrega de computadores, servidores y otros equipos informáticos a la Fundación Cerro Navia Joven, ubicada en Cerro Navia, Santiago con la idea de que estos equipos, completamente funcionales, sean utilizados de forma interna o ayuden en la enseñanza y desarrollo de diferentes habilidades. Esta fundación ya lleva trabajando más de 20 años con la gente de Cerro Navia y alrededores. Dado que esta fundación se enfoca en la inserción de personas dentro de la comunidad, desde jóvenes con adicción a las drogas o desertores escolares, adultos mayores e incluso personas con trastornos cognitivos, es necesario contar con el equipamiento suficiente para poder avanzar y cumplir su objetivo. Así, tras contactar diferentes empresas para preguntar por posibles donaciones, la fundación Cerro Navia Joven llegó a ACL en el preciso momento. Para conocer más del tema, hemos conversado con Jorge Barahona, quien coordinó la donación, para entender un poco más la importancia de esta.

¿Por qué realizar una donación?

En la búsqueda del mejoramiento continuo, es necesario mantener equipos actualizados y capaces de cumplir con los altos requerimientos de la organización, por ello, los equipos donados habían sido dados de baja recientemente dada la necesidad de renovar parte del hardware de la empresa. Dado que el crecimiento y la renovación son constantes en el tiempo, el qué hacer con los equipos reemplazados es un problema constante. Por ello, en vez de venderlos o simplemente desecharlos, la donación a escuelas o fundaciones es una buena alternativa: no sólo se cuida el medio ambiente, sino que también se aporta a la comunidad. Para Jorge, estas son grandes razones para contribuir con la sociedad, así nos explica que “en ACL nos hemos dado cuenta que la parte económica de una empresa no lo es todo, pues también existe un impacto en la comunidad que va más allá de la relación proveedor-cliente (usualmente la más evidente), una empresa se encuentra inserta en la sociedad, y por ello es importante, a partir de la responsabilidad social que cada uno tiene, aportar, aunque sea un granito de arena para ayudar a construir una sociedad mejor”. Ya desde el 2015, y bajo este mismo ideal de responsabilidad social, ACL se ha involucrado paulatinamente con las diferentes comunidades mediante acciones como esta. “En este caso fue la donación de equipos informáticos, pero, por ejemplo, hemos realizado talleres gratuitos en el colegio Blest Gana” nos dice Jorge. Las intenciones radican en seguir realizando acciones así, que sean realmente significativas como aporte a una comunidad y que respondan a esta consciencia social tan necesaria en nuestros tiempos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ENVIANOS UN MeNsaJe

1 + 10 =