Una de las grandes interrogantes en el mundo de los dispositivos móviles era si efectivamente Apple ralentizaba los modelos del iPhone más viejos. A través de la compañía lo confirmaron, señalando que se trataba de una medida para proteger a los equipos, pero no lograron prever lo que se vendría: una indignación generalizada.

La polémica estalló hace unas semanas cuando un popular usuario en Reddit midió el rendimiento de un iPhone 6s antes y después de cambiar la batería. El usuario llegó a la conclusión que Apple afectaba el rendimiento de los iPhones cuyas baterías disminuyen su capacidad.

Esto fue confirmado por la compañía, la explicación es que Apple disminuye la frecuencia de la CPU de los iPhones con baterías que han perdido su capacidad, la idea de todo esto es proteger el dispositivo y sus componentes. Es por eso que un cambio de batería ayudaría a aumentar la rapidez de tu equipo.

Apple explicó a The Guardian, que una batería en mal estado no es capaz de suministrar la máxima corriente requerida por el procesador del dispositivo a toda velocidad, por lo que se ven vistos a implementar este tipo de prácticas.

La explicación no dejó contento a cientos de consumidores que amenazaron con demandas colectivas, de hecho, la primera de ellas ya fue presentada ante la justicia norteamericana, en los tribunales de los estados de California e Illinois. Según explican en la demanda, Apple efectuó cambios en los sistemas operativos de los teléfonos sin el consentimiento de sus usuarios.

La demanda señala que «Las actualizaciones de software redujeron deliberadamente las velocidades de rendimiento de iPhone 5, iPhone 6, ciertos teléfonos iPhone 7 y versiones aún desconocidas y causaron estragos en las baterías». Mientras el abogado de los demandantes afirmó en un comunicado que Apple falló en informar a los consumidores sobre estas actualizaciones, las que a su juicio causarían estragos intencionales en el rendimiento del equipo.

El principal argumento de los demandantes es que se trata de una violación directa a la ley de prácticas empresariales engañosas y fraude al consumidor, así como la de la ley de comercialización engañosa del consumidor, entre otras. Piden que se les compense por los daños económicos causados, lo que incluye el reemplazo de sus teléfonos antiguos.

¿Qué te parece la nueva polémica del iPhone?