Para Gaston D’Aquino era un día normal, 1 de abril, domingo de Iglesia, una rutina semanal a la que ya estaba acostumbrado, pero que se vio interrumpida por un hecho inesperado. Su Apple Watch le arrojó una advertencia critica.

El hombre de 76 años recibió una alerta en su reloj por una anomalía cardíaca. D’Aquino no esperó a que terminará la misa, partió raudo al hospital. Apenas llegó, le explicó a su doctor que su Apple Watch le había dado una advertencia sobre su ritmo cardiaco, pero no se sentía mal para nada.

Los doctores le realizaron una serie de test durante los siguientes días, tras analizar las muestras le informaron que dos de sus tres arterias coronarias estaban completamente obstruidas y que la otra estaba al 90%. Al día siguiente, le realizaron una Angioplastia para liberar sus arterias. Su Apple Watch le había salvado la vida y no es el único caso.

Desde su versión Serie 1, el dispositivo es capaz de detectar un ritmo cardiaco anómalo e informarlo a su usuario. El 2017 James T. Green tuvo la suerte de ser informado por su reloj, salvando su vida. 

El reloj “utiliza luces LED de color verde combinadas con fotodiodos sensibles a la luz para detectar la cantidad de sangre que fluye por la muñeca en un momento determinado”. Es una lección de cómo la tecnología puede ayudarnos a mejorar el día a día e incluso alertarnos sobre nuestro estado de salud.

“Había leído casos como este antes, de modo que supe que era un asunto serio. Pensé que ir al hospital era lo suficientemente importante [para no acudir a la comida familiar de Semana Santa]. Era una señal muy fuerte, sin ambigüedades. Decía que mi ritmo cardíaco era elevado” mencionó D’Aquino

El usuario, motivado por la felicidad de estar vivo, le escribió una carta a Tim Cook (CEO de Apple) agradeciendo el producto, ya que le había salvado la vida.

Leer más: Apple presenta un nuevo iPad, te contamos sobre sus novedades